CONUCO EN LA RED...MOSTRANDO LO NUESTRO AL MUNDO
  De La Cítara...
 

 

DE LA CITARA ... ...

Dice un adagio muy popular que “De lo que abunda el corazón, habla la boca”, por eso vemos como la poetisa manifiesta en sus poemas su apego a valores como la fe, su interés de abrazar la cruz de Cristo, su resignación a los designios del destino. Lo expone de manera singular en el poema escrito en el 1918, que a seguidas les presentamos, y que lleva por titulo:


 

¡YO!
Paloma herida por traidora mano,
Peregrina vagando por el suelo,
Repleto el corazón siempre de duelo,
Perseguida de cruel y duro arcano.
 
La ventura por siempre se ha negado
A los seres que suenan sus caricias,
Y aquellos que jamás la han invocado
No le dan validez a sus delicias.
 
Más, yo acato las leyes del destino,
No abandono la cruz que llevo atada,
Porque tal vez la otra, mas pesada,
No pueda ni aun moverla en el camino.
 
Porque es ley natural, palabra santa,
Que en vida cada ser tiene su cruz,
Y quien falla a mitad de la jornada
Con la cruz del deber abandonada,
Negando la moral, niega a Jesús.



 
 




 

 
  17997 visitantes (46153 clics a subpáginas) - Gracias por venir!!!!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=